ALUMINIOS GARCILASO
93 340 32 23

¿QUÉ NECESITA? AHORRO ENERGÉTICO

El entorno de una construcción desarrolla constantemente diversos cambios en forma de pérdidas y ganancias de frío y de calor.

 

De todos los factores que intervienen en estos cambios las ventanas son los elementos más fácilmente renovables y de mayor repercusión a la hora del ahorro energético.

 

Las instalaciones realizadas con el máximo aislamiento nos permiten además un ahorro de hasta un 40% de aire acondicionado en verano y un 60% de calefacción en invierno.

 

Indirectamente de esta manera contribuimos a una mejora medioambiental con la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.

La legislación es cada vez más estricta en materia de eficiencia energética de los edificios ya que el objetivo es reducir la emisión de CO2.

 

La rotura de puente térmico cumple con las exigencias tanto del Protocolo de Kyoto como del nuevo Código Técnico de la Edificación (CTE), implantado recientemente en España. Con las ventanas con rotura de puente térmico se puede ahorrar hasta un 40 % de energía respecto a las ventanas convencionales de aluminio.

 

Y si al perfil de aluminio con rotura de puente térmico le añadimos un doble cristal bajo emisivo obtendremos unos altos porcentajes de aislamiento, que acabaran traduciéndose en un ahorro constante en nuestra factura de consumo energético y, por consiguiente, una menor emisión de CO2 a la atmósfera.

 

El ahorro es aún mayor si instalamos un vidrio bajo emisivo con control solar. El cristal inteligente Guardian Sun ayuda a ahorrar energía en el hogar por su combinación de control solar y aislamiento térmico en una sola capa.

 

Por ejemplo si estimamos una vivienda de 100 m2 con 5 ventanas el cambio de una carpintería con RPT (sin contar vidrio) sería del 5-6% en calefacción y de un 15-20% de refrigeración. Si a eso la añadimos una mejora de vidrio se puede aumentar hasta 3 veces estas cifras, esto es, 15% en calefacción. Y hablamos del uso de perfiles de tipo medio, porque cuanto más mejoremos mayor eficiencia.

 

Puede que parezca poco pero para poder alcanzar estas rebajas por otros métodos en nuestro hogar se necesitaría una renovación de suelos, cambios de fachadas o aislamientos estructurales de coste y tiempo enormemente superiores al cambio de ventanas. Si a eso se le añade que nuestros gasto energético aumentarán irremediablemente cada año, se podrá comprobar sin necesidad de ser un gran matemático que en muy pocos años la inversión del cambio de ventanas se amortiza, ganando además en bienestar sin recurrir a penosas y costosas reformas u obras. Difícilmente se pude lograr tanta eficacia con tan poca inversión. ¿Cuantas veces cambiamos un mueble en casa, un electrodoméstico ó una pintura a lo largo de la vida?…posiblemente, como poco, un par de veces, sin que nos aporte más allá de una mejora estética o por una lógica necesidad de reparación o sustitución, sin beneficio económico alguno. Las ventanas de nuestro hogar posiblemente se cambiarán como mucho una vez, pero si se hace de manera correcta no sólo amortizaremos su inversión sino que podremos ahorrar dinero y ganar en confort.

ENLACES RELACIONADOS

Aluminios Garcilaso, S.C.P. | Calle Garcilaso, 194, 08027 Barcelona | Tel. y fax 93 340 32 23 | aluminiosgarcilaso@gmail.com

Website by Tonino