ALUMINIOS GARCILASO
93 340 32 23

LA SEGURIDAD EN LA CARPINTERÍA DE ALUMINIO

¿PERSIANA O CONTRAVENTANA?

 

¿Persiana o contraventana? A veces las dudas para instalar estas dos opciones nos asaltan. Tanto las contraventanas como las persianas son dos muy buenas opciones cuando hablamos de complementar un cerramiento, ya sea de una puerta o de una ventana. Pero no son en absoluto lo mismo. Cada una de ellas posee unas características específicas que no tienen porque coincidir con su contrapartida en la otra opción. También  puede que deseemos conservar la estética del edificio y la zona donde vivimos, sin contar claro está, con las modas que pueden darse en cualquier época de la vida, lo que todo esto inconscientemente formará parte de nuestra elección.

 

Las persianas son un elemento muy versátil y con una gran cantidad de combinaciones que nos darán la solución ante cualquier eventualidad que tengamos. Generalmente suelen ser más económicas que su contrapartida con las contraventanas. Su instalación también suele ser más rápida si el tipo de persiana es estándar (excluimos aqui ciertas persianas como las de cajón exterior que requieren más tiempo de colocación o las persianas monoblock, que tienen que colocarse con la ventana nueva, ya que son parte integral de su estructura). Además, al estar la mayor aparte de las persianas actuales de aluminio recubiertas de un material aislante, esto nos ofrece una mayor seguridad a la hora de aislarnos de las molestias del exterior. También cabe la posibilidad de colocar persiana y contraventana en casos donde el ruido es extremo, como el hecho de estar cerca de una autopista, carretera, colegio o fábricas.

 

Las contraventanas en cambio son un elemento menos polivalente, aunque en abosoluto se trata de algo malo. Su robustez y su construcción, hecha como si se tratase de una ventana practicable, nos augura mucho tiempo sin tener problemas a la hora de usarlas. Gracias a ser construidas como ventanas, si se usan simplemente como contraventanas, proveen un mejor aislamiento de todo tipo, ya sea contra la luz, el calor o los ruidos. Y si las escogemos en forma de mallorquina de lama móvil podremos tener la ventaja de poder controlar a nuestro antojo la abertura de sus lamas, por lo que la ventilación, la seguridad  y el estar a salvo de miradas indiscretas queda garantizado. Además, las contraventanas mallorquinas son un elemento muy elegante que realza el aspecto de una vivienda. Solo tendremos que tener en cuenta evitar cualquier obstáculo en la fachada ya que estas ventanas son de abertura exterior.

 

Y por último, si queremos gozar de parte de la ventaja de ambos sistemas (mallorquinas o persianas)  siempre podemos optar por unas persianas del sistema Super Gradhermétic, que nos provee de la versatilidad de una persiana junto con la utilidad de una mallorquina.

CONTRAVENTANAS DE ALUMINIO

 

Cuando hay un aislamiento o insonorización deficiente nos planteamos la duda si cambiar o no las ventanas. Estas dudas aumentan cuando las ventanas son recientes y tienen vidrio de cámara. Si esto es así nos podemos plantear colocar una segunda ventana por detrás de la primera para ofrecer un mayor aislamiento. Aunque mi consejo sería que cuando las ventanas tienen más de 15 años y no llevan cristal de cámara, lo mejor sería cambiarlas totalmente. Con un perfil con rotura de puente térmico RPT y un cristal con una buena cámara y un tratamiento acústico o térmico sería lo aconsejable.

 

Pero volviendo a la primera opción, cuando la ventana es reciente y lleva cristal de cámara, una opción viable es el de colocar una contraventana. Al colocar una ventana por detrás, tendremos el efecto RPT al contar con una cámara intermedia entre las dos ventanas, siempre y cuando no haya ningún elemento metálico que esté en contacto entre ellas. La contraventana normalmente será corredera, colocada prácticamente enrasada con la fachada exterior, bien sellada y aislada y ocupando todo el hueco. Aconsejaría un mínimo de cristal de 20-21mm total de grosor en su composición. Lo ideal sería un 4/12/5 o un 5/10/6, para que el aislamiento sea efectivo.

 

Si nuestra ventana no dispone de persiana, una opción a tener en cuenta será la de colocar un porticón exterior. O sea una ventana abatible, de apertura exterior, con lamas de mallorquina graduables. Ello nos permitirá graduar la cantidad de luz que entra en la habitación y una vez cerrada totalmente ofrecerá también un aislamiento térmico y acústico.

 

La contraventana tiene la única desventaja de la funcionalidad ya que al estar por detrás de la primera ventana su manejo puede ser algo dificultoso, pero no varia la estética de la vivienda, proporciona un doble aislamiento y supone un ahorro al no tener que colocar una ventana con RPT y cristal con tratamiento térmico/acústico.

LA SEGURIDAD EN LA CARPINTERIA DE ALUMINIO. LOS CRISTALES

 

Los cristales ocupan la mayor parte de la extensión de las ventanas y por eso son un factor clave tanto en la funcionalidad, estética, aislamiento y seguridad. Hoy en día un cristal de cámara (cristal doble Aislaglas o Climalit) nos ofrece una mayor seguridad que un cristal sencillo, ya que térmica y acústicamente ofrece un mayor rendimiento.

 

En el tema de seguridad este rendimiento es menor. Para aumentar la seguridad en un cristal lo aconsejable es colocar un vidrio laminado, ya sea sencillo o en un cristal de cámara (siempre instalado en la parte exterior).

El vidrio laminado es un cristal compuesto, donde una fina lámina de plástico (butiral de polivinilo) une a dos cristales sencillos. Esta lamina proporciona una eficaz resistencia ya que en caso de rotura los cristales no saltan, sólo se cuartean ya que se quedan pegados a dicha lámina. Son los típicos cristales de los escaparates de tiendas y comercios.

 

El cristal laminar mas fino seria un 3+3 (dos cristales sencillos de tres milímetros de grosor unidos por una lamina de butilo). De este mínimo y para aumentar la seguridad podemos seguir aumentando tanto el grosor del cristal como el número de láminas y cristales. Así, la UE marca unas especificaciones técnicas obligatorias para denominar a los diferentes tipos de cristales laminares según su resistencia. Un laminar simple serían dos cristales de 3 o 4 mm. (3+3 o 4+4), laminar fuerte (5+5 o 6+6), laminar antirrobo tres cristales de 4 mm. unidos por dos laminas (4+4+4 y superiores) y antibala el mínimo sería una composición de cuatro cristales de 4 mm. (4+4+4+4 y superiores).

 

Lógicamente cuanto mayor es el espesor y el numero de laminas mayor será la seguridad que ofrecerá, así como también su precio. Pero tiene la ventaja de que ademas de la seguridad, estos cristales ofrecen un mayor aislamiento térmico y acústico.

Cremona con llave

LA SEGURIDAD EN LA CARPINTERÍA DE ALUMINIO. PRACTICABLES Y OSCILOBATIENTES

 

Son las menos susceptibles de ser abiertas, ya que sus cierres a presión ofrecen una gran resistencia. Solo hay que comprobar que cierren correctamente y la hoja presione bien en el marco al cerrar. Si tiene una altura superior a 1,5 m. es recomendable colocar un tercer punto de cierre central, así como una tercera bisagra también central.

 

En las oscilobatientes es recomendable un mínimo de tres puntos de cierre, dos en el lateral y uno en la parte superior, así como un seguro antielevacion cuando esta en la posición de basculante. A partir de 1,5 m., como en las practicables, deben tener un tercer punto de cierre central. Estas ventanas no pueden disponer de una tercera bisagra central, así que a modo de seguridad y en dicha posición, se incorporan unos cierres laterales.

 

Como en los cierres multipunto de las correderas, también existen cremonas para practicables y oscilobatientes, con un cierre de llave incorporado que bloquean el mecanismo, ideales también para la seguridad infantil

Cierre central con llave

Cierre multipunto

LA SEGURIDAD EN LA CARPINTERIA DE ALUMINIO. CORREDERAS

 

En principio, este tipo de ventanas son las mas susceptibles de ser abiertas desde fuera con relativa facilidad. Sin embargo, en las correderas actuales y siempre que sean del perfil europeo perimetral, van incluidos dentro de las hojas unos topes que permiten, además de un correcto funcionamiento al deslizarse, que sea mas complicado forzarlas desde fuera por el método de la palanca. Asegúrese de que los topes de su corredera estén correctamente colocados, además del cortavientos superior (una felpa que se coloca en la parte superior e inferior del marco para aislar del exterior).

 

Es posible colocar accesorios adicionales para una mayor seguridad.

 

El más común, sencillo y eficaz, es un cierre central adicional con llave. Empotrado en el centro del perfil de la primera hoja y mediante una llave, un pivote entra en la segunda hoja bloqueándola. Esto permite que aunque salte el cierre, no se puedan abrir las hojas. Es muy recomendable asimismo, para la seguridad infantil, ya que al ser de llave, impide la obertura también por el interior.

 

Existe, además del típico cierre de gancho, un cierre de cremona de presión (cierre multipunto), igual como la de las ventanas practicables, donde cierran en dos o tres puntos, a diferencia del de gancho que solo es uno. Es un sistema ideal para las correderas más grandes, ya que además de los puntos de cierre, tiene un sistema antielevación que impide la apertura con palanca. Existen también en los sistemas multipunto, la opción del cierre con cerradura, este bloquea el cierre ofreciendo una seguridad añadida, además de ser ideal también para la seguridad infantil porque impide al accionamiento interior por tener la cerradura con llave.

Pestillos de seguridad

Persiana de aluminio extrusionado autoblocante

LA SEGURIDAD EN LA CARPINTERIA DE ALUMINIO. LAS PERSIANAS

 

Es uno de los elementos más débiles en cuanto a seguridad en la carpintería de aluminio. Las persianas de aluminio térmicas (o “alutermic”) ofrecen una solución al aislamiento térmico y acústico, pero no en cuanto a la seguridad. Si bien es cierto que les podemos añadir unos cierres pasadores en la ultima lama que cierra en su propia guía, esto solo retrasará a un posible ladrón, ya que son lamas relativamente elásticas y que ofrecen muy poca resistencia al intentar doblarlas, ya que la capa de aluminio es mínima y su interior es de espuma de poliuterano.

 

Una solución valida serian las persianas de seguridad o autoblocantes o las de tipo gradhermetic, que son persianas de lamas graduables. No llevan aislante térmico, pero sus lamas tienen un considerable grosor ya que en vez de aluminio perfilado son de aluminio extrusionado, por lo que aumenta su resistencia, evitando que la suban mediante palanca.

LA SEGURIDAD EN LA CARPINTERIA DE ALUMINIO. PUERTAS DE ENTRADA

 

La puerta de entrada es donde tendremos que tener mas precauciones para que los ladrones no entren. La solución sería, además de contar con una perfilería robusta, una cerradura de golpe y llave con tres puntos de cierre con un bombín de seguridad antitaladro con llave de puntos. Además, contaremos con tres bisagras tipo XL o XXL (como las bisagras de las puertas de los bancos). Así evitaremos que nos abran mediante palanca o radiografía y les será muy complicado romper o forzar el bombín.

 

Si la puerta lleva un panel decorativo, tendremos que cerciorarnos que como mínimo su interior sea de madera contrachapada (DM) y de al menos 20 mm. de grosor.

 

Si lleva algún elemento de cristal, es imprescindible que sea vidrio laminado, con una composición mínima de 4+4.

Bombín con llave de serreta

Bisagra reforzada de puerta

Bombín con llave de puntos

Cerradura de 3 puntos

Manetas

Tiradores

Aluminios Garcilaso, S.C.P. | Calle Garcilaso, 194, 08027 Barcelona | Tel. y fax 93 340 32 23 | aluminiosgarcilaso@gmail.com

Website by Tonino